↑ «When Did Football Hooliganism Start?

El técnica de Cieza, a quien señaló junto a Del Bosque como el entrenador que más ha marcado su carrera, camisetas baratas futbol fue el encargado de dar la alternativa entre los «mayores» a ese portero que sólo unos meses antes había irrumpido con estruendo en la escena del fútbol nacional. «Pasados doce años, nos volvemos a encontrar el mismo día que debute: Camacho, Vicente Del Bosque y yo. Junto a los balones «Jabulani» utilizados en el pasado Mundial de Sudáfrica, que cuestan 100 yuanes (11 euros) en las tiendas, se pueden adquirir mochilas del Madrid y de los equipos de la Premier League por unos 50 yuanes (5,4 euros). Pues podían empezar por no dilapidar las camisetas de esta manera. Ostenta, además, una marca imbatible de seis títulos absolutos de manera sucesiva, lo cual lo convierte en el único hexacampeón del fútbol guaraní. El resto de las reglas son prácticamente iguales a las del fútbol tradicional. El jefe mundial del fútbol quería mostrar a todo el planeta que Sudáfrica se merecía albergar el Mundial, pero en lo que no reparó fue en el precio que iba a tener que pagar ante las aficiones de las diferentes selecciones. En la fase de grupos del mundial, Alemania estuvo encuadrada en el grupo E junto a sus pares de Irlanda, Camerún y Arabia Saudí.

Por unos 30 yuanes (3 euros) -incluso algo menos si se insiste en el regateo-, se venden camisetas del Real Madrid, Barcelona, Manchester United, Milan, Arsenal, Liverpool, Inter y también de las selecciones de España, Brasil, Italia, Alemania, Argentina, Inglaterra y, por supuesto, China. Convertida en el «todo a 100 global» , en la ciudad de Yiwu (provincia de Zhejiang) se han levantado 20 grandes superficies con 58.000 tiendas que distribuyen los más variados artículos salidos de las cadenas de montaje en Shanghái, Guangdong y las regiones costeras de China. Y por suerte, lo sigo cumpliendo», subrayó en las redes sociales. La eliminatoria ante el Real Valladolid se saldó con un 0-0 en la ida en El Arcángel y un 3-0 en contra en el José Zorrilla, poleras de futbol baratas que no empañó ni un ápice el brillante recuerdo de una de las mejores campañas de la entidad. En total, han desembolsado desde que finalizó la temporada un total de 141,9 millones, de los que 80 -más de la mitad- corresponden a lo que ha gastado el Real Madrid en el fichaje de Tchouaméni. Contra estos dos últimos se las verá esta temporada durante la competición de Liga de Primera División. Desde el popular Mercado de la Seda de Pekín, al que los turistas acuden en masa traídos por las agencias de viajes tras visitar la Gran Muralla, hasta el centro comercial para compradores africanos de Xiao Bei Lu en Cantón (Guangzhou), donde estos días han vendido como rosquillas imitaciones del uniforme del Real Madrid aprovechando el paso del equipo por esta megalópolis industrial del sur de China.

Para muestra, un botón: la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos estima que la piratería china le costó 34.000 millones de euros y 2,1 millones de puestos de trabajo a la industria informática americana y a otros derechos de propiedad intelectual en 2009. Sin ir más lejos, el mes pasado estalló un gran escándalo cuando se descubrieron en Kunming, capital de la provincia sureña de Yunnan, tres tiendas de Apple que eran totalmente falsas y habían copiado sin pudor su diseño y hasta los uniformes de los empleados. Nervioso por ganar. Seguramente es el que está mejor de los tres de arriba, pero semejantes apuros ante el Valladolid le daban un aire de una cierta precariedad, o de una inocencia muy vulnerable, a pesar de que la lógica, la experiencia y una indiscutible superioridad en la calidad comparativa invitaban a pensar que el partido le acabaría cayendo de maduro. La camiseta oficial de uno de los grandes fichajes de la temporada del Real Madrid, el malagueño Isco, ha hecho un récord histórico de ventas a pesar de costar 100 euros en la web del club. Apenas unos días desde que ganara su primera Liga de Campeones con el Real Madrid.

Así se aprecia en una elástica del «Huang Ma» (Real Madrid en mandarín), donde el acento de Kaká está casi a la altura de la manga. Aún le quedaba mucho por aprender, como demostraría en la media hora que estuvo sobre el césped del estadio Ullevi. Por esta razón, todos los jugadores jugaron ante China sin el emblema que les distingue como campeones del mundo (a excepción de Fernando Llorente, que ya había donado la suya). Él fue también quien levantó al cielo el título de campeones del mundo en el estadio Soccer City. Prácticamente todo se hace en China , la «fábrica del mundo», donde también se copia absolutamente todo. La respuesta es evidente: nada más -y nada menos- que una de las muchas copias falsificadas que abundan por todas partes en China. Aquel día José Antonio Camacho también se sentaba el banquillo, aunque ayer lo hiciera en el de China. El primero como seleccionador de China, el segundo como seleccionador español y yo como aquel chaval que salió al campo ese día y que cumplió un sueño. Nunca antes la selección había recibido tres goles en contra estando Clemente de seleccionador.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *